DESTACADA

AUMENTA LA PREFERENCIA POR MOTOCICLETAS Y BICICLETAS EN HOGARES PERUANOS

📌 La tenencia de bienes de transporte de los hogares peruanos se incrementó en casi todos los tipos de vehículos, así lo informó la Asociac...

COPEINCA: EN LOS MARES DE LOS GRANDES INTERESES DE LA PESCA DEL SALMÓN.

Por: Yehoyadá Barrantes S., Editor Revista Logística & Transporte.


El clima del mundo empresarial pesquero peruano ha estado bastante movido. Desde fines del primer trimestre del año, vemos como un símil con la misma cadena alimenticia de los peces, a los que estas pesqueras pescan diariamente, donde el más grande se come al más pequeño, aunque con la diferencia de que en ésta “cadena alimenticia”, en una astuta maniobra financiera, el menor también obtiene una interesante participación en el pez más grande y logra internacionalizar la presencia de su capital (el Grupo peruano Dyer).

ALTA DEMANDA POR COPEINCA. Veamos, inicialmente hubo una gran competencia por adquirir la Empresa Pesquera Copeinca, tanto por la Noruega Cermaq, como por la China, China Fishery Group, ya que ambas Empresas querían asegurarse un suministro estable de harina de pescado, que se elabora a partir del procesamiento de despojos y huesos de pescado a fin de ser empleado tanto para la alimentación de peces en piscifactorías como en granjas de aves de corral, cerdos y mascotas.

Copeinca, pesquera peruana fundada en 1994, también produce aceite de pescado, que puede ser usado en la alimentación de peces de piscifactoría y como suplemento alimenticio. Es parte del aparato productor del Perú en estos productos, siendo la segunda productora de harina de pescado del país; y nuestro país es el mayor productor de harina de pescado en el mundo y sus exportaciones -principalmente destinadas a Europa y a China- generan ingresos anuales por unos US $ 1,800 millones, un buen mercado.
Para mediados del mes de abril, el día 12, China Fishery afirmaba que controlaba casi un 32.3% de las acciones de Copeinca, con una oferta que sería extendida hasta el 10 de mayo.

Sin embargo, avanzaron los días y Grupo Dyer, grupo peruano propietario de Copeinca, dejaría de ser accionista de la pesquera, para obtener una participación en Cermaq, empresa a la que acepta su propuesta de compra, debido a que el precio superó en 10.9% lo ofertado por la firma China Fishery, y llega a valorar Cermaq a Copeinca en US $ 722 millones.
Así que la empresa noruega Cermaq cerró el acuerdo con la familia Dyer y otros accionistas de la pesquera peruana Copeinca, y adquiere el 50.7% de la compañía por un total de 2,112.8 millones de coronas noruegas, que representan unos US $ 365,9 millones. Asimismo, lanzó una oferta pública para obtener el 100% de la compañía.

En un comunicado, el directorio de Copeinca anunció que Dyer Coriat Holding, Weilheim Investments, Samuel Dyer Coriat y su padre Samuel Edward Dyer Ampudia, fundador de la compañía, ya no serían accionistas de la pesquera.

Sin embargo, afirman que parte del pago se realizaría con acciones en Cermaq, sin especificar qué porcentaje de la compañía noruega ahora pertenecerá al grupo Dyer.

La firma noruega pagó 59.7 coronas noruegas por acción, un 10.9% más que las 53.85 coronas noruegas que ofreció pagar por ellas China Fishery Group, que en febrero había anunciado su intención de adquirir la pesquera peruana y que actualmente tiene abierta una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% del capital social de la firma.

Antes de la operación, el directorio de Copeinca había realizado un aumento de capital por 11.7 millones de acciones, hasta los 70.2 millones de participaciones. Con un precio por acción de 59.7 coronas noruegas. De esta manera, el valor de la firma peruana se situaba ahora en 4,190 millones de coronas noruegas, unos US $ 722,4 millones.

LA ESTRATEGIA CERMAQ.
John Hindar, CEO de Cermaq, señaló que con la compra de la empresa deseaban conseguir un suministro de alimento para su producción de salmón y el desarrollo de su negocio de aceite de pescado, destacando el alto contenido en omega 3 del aceite de pescado en el Perú. 

El aceite de los pescados grasos se usa para alimentar a peces de piscifactoría y como suplemento alimenticio. La harina de pescado, obtenida del procesamiento de los huesos y el despojo, también se usa para alimentar a peces de cultivo, aves, cerdos y mascotas.

La empresa noruega dijo que parte del financiamiento de la operación la realizaría con una emisión de deuda por 1,600 millones de coronas, que completaría para junio.

Hacia el viernes 26 de abril las acciones de Copeinca, que cotizan en Oslo, subían un 3.75% a 62.25 coronas, indicando expectativas de un precio mejor a las 59.70 coronas por acción que Cermaq ofreció.

GRUPO DYER Y LA "OFERTA HOSTIL" DE MARINE HARVEST.
Luego de todo esto, se conoce que la Empresa noruega Marine Harvest, competidor de Cermaq, tiene interés en comprar a la misma, y por una buena cantidad de dinero. 

Marine Harvest había comprado un 4.7% de participación en Cermaq, que representaba unos 4.34 millones de acciones, así también ofreció pagar US $ 1,690 millones por el total de acciones de Cermaq, a un valor de 105 coronas noruegas por acción. Esta propuesta es un 22% por encima del valor actual de Cermaq al 30 de abril (86 coronas). El detalle es que la compra la harían siempre y cuando Cermaq no complete la adquisición de Pesquera Copeinca, donde ya tiene prácticamente asegurado un 50.7% de participación.

El actual presidente de Pesquera Copeinca, Samuel Dyer Coriat, dio algunos alcances sobre las implicancias de esta eventual transacción para los intereses de la compañía. “Queremos entender un poco más esta oferta, conversar con el directorio de Cermaq, porque aparentemente esta propuesta sería una oferta hostil. Cermaq tampoco tenía conocimiento de esta oferta”, comentó.

Según la última transacción de Cermaq (al 30 de abril) en la Bolsa de Oslo, se indica que la pesquera noruega cuenta con un capital social de 7,955 millones de coronas (más de US $ 1,381 millones).

El caso es que, y ahora lo sabemos, sí Cermaq quisiera adquirir Copeinca, el Grupo Dyer tendría casi un 8% de las acciones de la compañía noruega. Es decir, un capital social de alrededor de US $ 110.54 millones. Esta participación estaría por encima de lo que posee Marine Harvest actualmente (aproximadamente unos US $ 64.8 millones).

“Nosotros recién nos hemos enterado de la noticia (martes) y nos estamos comunicando con la gente de Noruega. Estamos juntando información sobre las implicancias que tendrá para Copeinca”, indicó Dyer Coriat a la prensa peruana. También comentó que la posición de Marine Harvest se debe a que ellos “no creen en las sinergias” entre una productora de harina y aceite de pescado con una empresa salmonera.

OPINIONES E INTERESES DISPARES.
Lo que sucede es que el presidente de Marine Harvest, Ole-Elrik Leroy, minimizó la posibilidad de adquirir Copeinca debido a que: “Nuestra opinión es que no hay mejor combinación industrial que posicione el liderazgo de Noruega en el sector marítimo que la fusión entre Marine Harvest y Cermaq”. 

Leroy señaló que la propuesta de Cermaq de adquirir a Copeinca “es el camino equivocado en el mercado actual”. Asimismo, señaló que Marine Harvest votará en contra de la adquisición de Copeinca. “Pediremos que Cermaq no tome medidas para llevar a cabo la transacción con Copeinca”, indicó al portal noruego www.dn.no.

Y es que la intención de Marine Harvest al parecer es la de formar una mega compañía productora de salmón. Siendo la mayor productora de salmones del mundo, la multinacional busca formar un gigante responsable de casi un tercio de la producción mundial del recurso, mediante la compra de la noruega Cermaq, dicho sea de paso, Cermaq ya es dueña de Mainstream, Empresa salmonera ubicada al sur de la región, en Chile.

Harvest y Cermaq produjeron 512,000 toneladas de salmón el año pasado, correspondientes al 29% de las 1´783,000 toneladas producidas del recurso a nivel mundial. Mientras Harvest llegó a un volumen de 392,000 toneladas de salmones (atlántico, coho y trucha) en 2012, Cermaq alcanzó las 120,000 toneladas, siendo Mainstream Chile su operación más importante. Tras ella están las filiales de Canadá y Noruega.

Marine Harvest informó el martes 30 de abril que había adquirido 4,3 millones de acciones de Cermaq, correspondientes al 4.7% del capital de la empresa, y expresó su intención de tomar el control total de ésta, para crear un “líder global en alimentos del mar”.

Así, como ya lo hemos visto, tiene la intención de hacer una oferta por el equivalente a US $ 18.56 por todos los títulos en el mercado de Cermaq, lo que representa un 22% sobre el cierre de Cermaq el martes.

APROBACIÓN NORUEGA.
El gobierno noruego es dueño del 43.5% de Cermaq y habían, según la prensa chilena, expresado su intención de deshacerse del paquete de acciones. Ahora, sabemos que Marine Harvest quiere comprar Cermaq si los accionistas de Cermaq deciden no llevar a cabo una oferta que tiene pendiente por el 49% de la pesquera peruana Copeinca, por la cual competía contra el grupo pesquero chino, China Fishery. Es decir, Marine Harvest hará efectiva su propuesta si la asamblea anual de Cermaq rechaza la emisión de capital propuesta, necesaria para financiar la operación para Copeinca, avaluada en unos US $ 630 millones. 

Asimismo, al menos dos tercios de los accionistas de Cermaq deben de aprobar la oferta para que ésta se dé. Y, tanto la operación peruana como la unión de Cermaq y Marine Harvest deben ser aprobadas por el Parlamento noruego. Luego, el período de oferta de Marine Harvest comenzará después de su junta anual de accionistas, el 23 de mayo.

CUESTIONADA UNIÓN.
Respecto a la unión que planea realizar Harvest con Cermaq, en Chile, país donde estas compañías compiten directamente en el mercado de salmón, un ejecutivo de la industria comentó que “de concretarse la compra de Cermaq, sería complicada tanta concentración en una sola mano, y no sería raro que en algunos países se hablara de monopolio”. 

“Habría que ver qué piensa la autoridad en Chile, ya que se produciría una situación que puede tener una serie de repercusiones”, agregó.

En Chile, Marine Harvest produjo 40 mil toneladas de salmonídeos en 2012, como consta en su memoria anual, mientras Cermaq, a través de Mainstream, reportó 50 mil toneladas.

La unión de ambas resultaría en una producción similar a las 85,000 toneladas de salmón y trucha producidas en 2012 por AquaChile. “Los actores grandes hoy en Chile no lo serían tanto y se verían forzados a seguir una carrera por ser relevantes”, sostuvo el ejecutivo.

“CREEMOS EN EL FUNDAMENTO ESTRATÉGICO DE LA OPERACIÓN”.
Y contra viento y marea, hoy 2 de mayo, Cermaq reiteró que considera estratégico completar el proceso de adquisición de la pesquera peruana Copeinca y desestimó la propuesta de Marine Harvest, rechazando su ofrecimiento de alrededor de US $ 1,690 millones, pagándole a 105 coronas cada una de sus acciones, pero desistiendo de adquirir la pesquera peruana. 

Mediante un comunicado, la pesquera noruega anunció que seguirá adelante con el proceso porque cree firmemente en el fundamento estratégico de esta operación y rechazó que ella genere una exposición errónea en el mercado, tal como señaló hace un par de días Marine Harvest.

“Cermaq tiene mucha confianza en la capacidad de entrega de las sinergias anuales anunciadas de la transacción, que se estima entre 250 y 270 millones de coronas. Una parte importante de las sinergias se origina a partir de la posición de liderazgo de Cermaq en la alimentación”, refirió la compañía.

Además, “a través de la transacción, Cermaq asegurará más del 50% de sus requisitos de ácidos grasos omega-3. Así, la compra de Copeinca ofrecería beneficios adicionales a cualquier transacción de consolidación en la alimentación o la agricultura”, añadió.

Cermaq refirió que está en la “obligación de completar el proceso acordado para la compra”, por lo que no puede entrar en discusiones con Marine Harvest. “El proceso de compra continuará como estaba planeado”, precisó.

Indicó además que como Marine Harvest se muestra en contra de la operación, la compañía revisará todas sus opciones a fin de asegurar la compra y de proteger los intereses de todos sus accionistas. Agregó que su directorio ha concluido de forma unánime que la oferta condicionada por parte de Marine Harvest “infravalora significativamente a Cermaq”.

Con ésta opinión no cabe duda de que nuestra reputación en la industria pesquera mundial aumenta, ya que somos parte importante de la misma, contribuyendo al desarrollo del emblemático mercado del salmón para Noruega. Así mismo, todo esto contribuiría a la creciente internacionalización del capital peruano, y en uno de los mercados alimenticios de la pesquería mundial más importante, ya que el Grupo Dyer tendría entonces alrededor del 8% de la participación pactada en la firma noruega Cermaq.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
UN DATO. 
El mayor accionista de Marine Harvest es John Fredriksen con Gevaran Trading Co, que tiene el 19.9% de acciones de Marine Harvest, seguido por el Fondo Nacional de Seguros de Noruega (Folketrygdfondet) con un 8.26% de participación.